Nuestra fórmula para mejorar la productividad: ¡salir de casa!

aumentar productividad trabajando fuera

La crisis del coronavirus ha puesto en primera línea el concepto del teletrabajo. Y aunque son ya muchos los autónomos y emprendedores que llevan años trabajando desde casa, muchos otros han probado en los últimos meses lo que significa.

 

Y, de paso, también han probado lo que supone eso para su productividad.

 

Porque sí, trabajar desde casa es una solución económica y que, a simple vista, parece la más idónea. Pero no es la única ni la que te da más beneficios, sobre todo cuando hablamos de ser productivos. 

 

Vamos a ver en este post qué supone para tu productividad trabajar en casa y qué opciones tienes si decides salir de ella.

 

 

Productividad trabajando desde casa 

 

Trabajar en casa supone una serie de ventajas, como la flexibilidad laboral, la comodidad de estar en tu propio hogar, en un entorno conocido, etc. 

 

Sin embargo, también hay que valorar que es un espacio de trabajo en el que puedes caer más fácilmente en las distracciones, lo que te hará bajar el ritmo y la productividad, es más difícil desconectar del trabajo, ya que lo tienes en casa, etc. 

 

Si además, tienes niños pequeños o personas a tu cargo, será complicado que te puedas centrar en el trabajo sin interrupciones o sin que aproveches un parón para poner la lavadora o fregar los platos del desayuno.

 

Es normal: estás en casa y lo ves como algo práctico, incluso conveniente. Pero déjanos decirte algo: esos 10 minutos que paras, se convierten en un parón mucho mayor cuando hablamos de productividad.

 

Porque no son solamente los 10 minutos que has parado sino lo que te cuesta volver a centrarte en el trabajo para ser productivo, en volver a poner foco.

 

Afortunadamente, hoy en día cuentas con la posibilidad de disfrutar de espacios para trabajar en los que tu productividad pueda dispararse. Lugares en los que desarrollar tu tarea casi tan cómodamente como desde tu propia casa, pero con muchas más ventajas.

 

Hablamos de los centros de negocios y los espacios de coworking. 

 

Ventajas de trabajar fuera de casa 

 

Un centro de negocios es un espacio de trabajo donde puedes contratar diferentes servicios para desarrollar tu actividad laboral. Aquí puedes encontrar despachos privados, salas de reuniones, aulas de formación, centralitas, domiciliación fiscal, etc. 

 

Un espacio destinado a cubrir todas las necesidades físicas y tecnológicas de cualquier autónomo o emprendedor. Y a hacer tu trabajo mucho más productivo.

 

Por qué acudir a un centro de negocios

 

Hay dos grandes ventajas que saltan a la vista a la hora de decantarse por un centro de negocios como tu lugar de trabajo: 

  • ahorrar costes fijos
  • mejorar tu imagen de marca

Sin embargo, si te decides a dejar de trabajar en casa y acudir a un centro de este tipo vas a obtener más beneficios. 

 

Tendrás todo el equipamiento que necesitas para tu actividad diaria: mobiliario, equipos audiovisuales y tecnológicos, servicios auxiliares de limpieza, soporte técnico y mantenimiento, etc. 

 

Un espacio profesional con servicios de atención telefónica o domiciliación fiscal y comercial que le darán un plus a tu marca frente a la competencia. 

 

¿Te imaginas el ahorro en tiempo que supondrá esto para ti y tu jornada laboral?

 

Por último, también es un excelente lugar para establecer una red de contactos con otros empresarios y emprendedores que trabajan allí. Los espacios comunes fomentan la comunicación y el intercambio de ideas, algo que no tendrás si trabajas desde casa. 

 

Ventajas de trabajar desde un coworking

 

Otra opción para aumentar tu productividad trabajando fuera de casa es hacerlo desde un coworking, un espacio de trabajo compartido con otras empresas y profesionales.

 

Los coworking están enfocados al trabajo social y colaborativo aunque, al igual que el centro de negocios, también disponen de zonas privadas para reunirte con los clientes. 

 

Trabajando en un coworking ganarás en productividad por el simple hecho de estar rodeado de otros profesionales que te contagiarán con su energía. Compartirás no solo espacio de trabajo, sino también ideas, apoyo y motivación laboral. 

 

Las interacciones sociales y las posibles colaboraciones están a la orden del día en este lugar. Además, dispones de todo lo necesario para trabajar (conexión a internet, servicios de limpieza, mantenimiento, etc.), por lo que también supone un ahorro para tu bolsillo. 

 

Ser parte de un coworking o de un centro de negocios es una forma de nutrirse con la creatividad de otros autónomos y emprendedores, además de ahorrar tiempo y costes. 

 

Una fórmula de productividad única y más que rentable

 

Ser más productivo está a tu alcance 

 

Trabajar en casa tiene ventajas, pero también hay que pensar que no todo son beneficios, sobre todo cuando hablamos de productividad. El estar más atento a las cosas del hogar puede hacer que pierdas motivación y foco. 

 

Por suerte, los centros de negocios y coworking son una alternativa perfecta para sentir la misma flexibilidad y comodidad que en casa, pero sin perder ni un ápice de productividad y además dando una imagen mucho más profesional a tus clientes. 

 

Si crees que ha llegado el momento de probarlo, ¡nos encantará conocerte!

 

Cuéntanos, ¿cómo te organizas para aumentar tu productividad en el trabajo? ¡Te leemos en los comentarios!

 

Crédito imagen: Andreas Klassen en Unsplash.

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
Posts relacionados

También puede interesarte

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola