¿Ya tienes tu plan de negocios para crecer en Internet? Te contamos cómo hacerlo

plan negocios online

Cualquier emprendedor necesita saber qué es un plan de negocios y cómo se hace. Esto es especialmente importante cuando quieres dar el salto a Internet para aprovechar todas las ventajas que te ofrece la digitalización empresarial. 

 

Porque una cosa es querer vender online y otra muy diferente conseguirlo. Si quieres lo segundo, tener un plan de negocio te ayudará a poner foco.

 

Sigue leyendo para conocer a fondo esta valiosa herramienta.

 

¿Qué es un plan de negocios?

 

Llamamos plan de negocios a un documento escrito que sintetiza la esencia de una empresa. En él, planificamos un proyecto que aún no se ha materializado. Gracias a ello, podemos visualizar cualquier tipo de emprendimiento, anticipando las necesidades y definiendo los objetivos, entre otras muchas cosas.

 

La clave de un plan de empresa es que debe ser conciso, realista y estimulante. Y la razón es muy sencilla: si no somos capaces de leerlo, entenderlo y motivarnos con él, ¿cómo lo vamos a implementar? 

 

Difícil. Así que ya tienes la primera pista: hazlo corto y ameno.

 

Además, todo plan de negocios debe incluir: 

  • los objetivos de la empresa 
  • el plan para alcanzarlos
  • el organigrama
  • y la inversión necesaria para hacerla realidad

 

Sobre todo, incluye cuestiones estratégicas más que financieras (que también), a diferencia de lo que sucede con un proyecto de inversión.

 

Y si hablamos de planes de negocios en el siglo XXI no puede quedar al margen el aspecto online. La crisis del coronavirus ha dejado algo muy claro: solo las empresas digitalizadas pueden resistir las embestidas económicas. 

 

Así que, si todavía no cuentas con una estrategia empresarial con el foco puesto en implantar o mejorar tu presencia online, ¡este es el momento!

 

¿Para qué sirve exactamente un plan de empresa?

 

Cumple básicamente con dos funciones, según si lo consideramos como una herramienta interna o externa.

 

Plan de negocios como herramienta interna:

Tener un plan de negocios tiene una serie de ventajas competitivas:

  • Te permite planificar cómo se pondrá en marcha el negocio según los distintos factores internos y externos.
  • Facilita la detección de errores y permite establecer soluciones a los mismos: mejor adelantarse para estar preparados.
  • Facilita visualizar claramente cuáles son los objetivos de la empresa y cuándo se pretende alcanzarlos (a corto, medio o largo plazo).
  • Mejora la planificación de cómo digitalizar la empresa: medios para llevarla a cabo, costes, análisis de la competencia, etc.
  • Ayuda a identificar nuevas oportunidades: el mercado nunca se para y hay que estar al tanto de lo que ocurre para tomar ventaja.

 

Plan de empresa como carta de presentación:

En muchos casos necesitarás tener un plan de negocios como herramienta externa, como por ejemplo para:

  • Captar financiación bancaria.
  • Obtener subvenciones públicas. 
  • Mejorar la negociación con proveedores.
  • Ampliar la cartera de posibles socios o accionistas

 

Ya lo ves: sea como sea tu idea de negocio, necesitas bajarla a tierra y plasmarla en un documento que te ayude a materializarla con éxito.

 

Lo mismo si quieres dar el salto al mundo online o mejorar tus resultados en Internet.

 

¿Por qué tener un plan de empresa online?

 

Ahora ya sabes que toda empresa necesita un plan de negocio como cuaderno de ruta para pulir su estrategia y verificar que el proyecto emprendedor tiene solidez, facilitar la toma de decisiones directivas y su presentación exterior.

 

Pues bien, todo lo anterior cobra especial relevancia cuando se trata de montar un negocio online o digitalizar una empresa física

 

Pensemos que Internet está plagado de empresas y lograr que tu idea de negocio se distinga y destaque sobre ellas es vital para que su digitalización llegue a buen puerto. Antes solo las grandes empresas podían tener visibilidad en los medios para llegar a sus potenciales compradores (no tienes más que pensar en los anunciantes de toda la vida en TV). 

 

Ahora, eso ha cambiado: Internet ha cambiado las reglas del juego y ahora cualquier empresa puede tener presencia online y llegar a su potencial cliente… si sabe cómo hacerlo.

 

Las posibilidades que brinda Internet a cualquier negocio son prácticamente ilimitadas e imposibles de igualar por los métodos tradicionales. Así, puedes vender tus productos o servicios en todo el mundo a través de una página web que trabajará para ti 24/7 y sin necesidad de una sede física.

 

Suena bien, ¿verdad? Pues para aprovecharlo, solo tienes que ponerte manos a la obra creando tu plan de negocios online.

 

¿Cómo elaborar un plan de negocios?

 

Vamos con los diferentes puntos que debe incluir tu plan de negocios:

 

Resumen ejecutivo

Es una breve síntesis que resume la esencia del negocio. Contiene una breve descripción del mismo y de lo que pretendemos con él, así como la justificación de su rentabilidad. 

 

Cuida especialmente este apartado, sobre todo si quieres presentar el plan a posibles accionistas o inversionistas: es la tarjeta de presentación de tu futura empresa, de modo que, solo si es lo suficientemente atractivo, animará a continuar leyendo (y, claro está, a invertir en el proyecto).

 

Definición del negocio

En esta parte nos encargamos de identificar nuestro futuro negocio, determinando los objetivos que persigue y las estrategias que se implementará para lograrlos. Para ello especificaremos qué vende, cómo se va a llamar y dónde va a actuar. 

 

Aquí es esencial dejar claro cuál es la propuesta de valor de tu empresa: en qué se diferencia de otras similares. Debes saber responder muy claramente qué haces de forma diferente a tu competencia. 

 

Organización

Este apartado define cómo se estructura el equipo humano que forma o formará tu empresa. Incluye el organigrama completo, con definición de sus distintos cargos y funciones, así como sus áreas o departamentos. 

 

También se hace referencia a los gastos de personal. 

 

Estudio de mercado

Esta parte es crucial, ya que aquí delimitamos quién es el cliente ideal y, por tanto, el nicho de mercado que pretendemos cubrir. En este apartado también analizamos la demanda y a los futuros competidores. 

 

Es de vital importancia saber cómo encuentran tus posibles clientes lo que están buscando (ya sea en buscadores como Google o en redes sociales) para adaptar tu estrategia de marketing digital (posicionamiento, social media, entre otros).

 

Estrategia de marketing

Aquí viene el meollo que permitirá a tu futura empresa sobrevivir, ya que se especifican qué acciones se van a emprender para publicitar la empresa y vender

 

Ya lo sabes: de nada sirve una gran idea si no eres capaz de venderla. Y en este apartado de tu plan de negocios es donde expones qué acciones de marketing vas a desarrollar.

 

Por suerte, si apuestas por el marketing digital tienes varias ventajas, como el bajo coste de estas acciones y la gran efectividad que tienen, que lo han convertido en uno de los elementos más valorados dentro de cualquier plan de negocio. 

 

Financiación

Pasamos a la parte pura y dura de números. Este apartado determinará cuánto dinero cuesta lanzar el proyecto y cómo se pretende obtenerlo. Se entiende que dicha cantidad cubre desde que se pone en marcha la empresa hasta que es capaz de obtener los ingresos suficientes para ser económicamente viable.

 

Previsión financiera

Seguimos hablando de números en esta parte del plan, anticipando cuánto ingresará y gastará el negocio en sus comienzos. Dentro de esta parte se incluye el estimativo de ventas, así como el flujo de caja y presupuesto operativo proyectados.

 

Aspectos técnicos

Aquí se detallan los aspectos físicos del negocio: tamaño, capacidad productiva, procesos fabriles, cuestiones logísticas, etc.

 

Evaluación: clave de cualquier plan de negocio

Esta es una parte esencial del documento, ya que contiene un plan financiero a futuro que indicará cuándo podremos recuperar la inversión y cuáles son los indicadores de rentabilidad empleados.

 

Modelo DAFO

Por último, esta herramienta permite analizar gráficamente en qué situación se encuentra la empresa proyectada tomando como base sus rasgos internos (Debilidades-Fortalezas) y externos (Amenazas-Oportunidades). 

 

Preparar un DAFO te permitirá tener una visión muy completa de tu empresa, tanto a nivel interno como externo, así que no te saltes este paso.



Ponte manos a la obra con tu plan de negocios

 

Ya lo has visto: la forma más eficiente y segura de que tu empresa pueda crecer en Internet es desarrollar un plan de negocio

 

Ahora que sabes qué es y cómo se hace, solo te queda una cosa: ponerte manos a la obra ahora mismo para crear el tuyo y exprimir todos los beneficios del mundo online.

 

Si necesitas ayuda, en CWO tenemos un servicio de digitalización de empresas listo para que tu negocio esté en Internet con todas las garantías. Contacta con nosotros y cuéntanos qué necesitas.



Créditos imagen: William Iven en Unsplash.

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
Posts relacionados

También puede interesarte

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola