https://www.cwo.es/

¿Alquilar un espacio de trabajo va a mejorar mi productividad? 5 Razones que lo confirman

Alquilar un espacio de trabajo

¿Tienes la suerte de teletrabajar? ¿Eres un emprendedor que vas a tope y has convertido el salón de tu casa en tu lugar de operaciones?

Si llevas mucho tiempo trabajando en casa, probablemente te habrás dado cuenta de que no todo es tan bonito como parece.

Al cabo de un tiempo, se echa de menos una oficina. Un lugar en el que interactuar con otras personas y comentar las idas y venidas del día.

Sin duda, se agradece poder currar desde cualquier lugar. Pero también contar con un sitio fijo y compis con los que charlar, discutir o hacer alguna quedada. ¿Por qué no te planteas alquilar un espacio de trabajo?

 

Las grandes ventajas de alquilar un espacio de trabajo compartido son el aumento de la productividad, la creatividad y el enriquecimiento de tus relaciones personales y profesionales.

 

¡Al grano! Los 5 motivos por los que currar en un coworking te hacen más productiv@

¡Qué importante es la productividad! Mirar el reloj y ver que el día ha pasado, pero tu trabajo sigue pendiente, es un auténtico motivo de estrés.

Currar desde casa tiene sus pros y sus contras. Uno de los factores negativos es, sin duda alguna, tu rendimiento.

Pero ¿qué se puede hacer cuando pagar una oficina por cuenta propia es inasumible económicamente? ¡Sencillo! Alquilar un espacio de trabajo compartido.

Un lugar en el que pasar la jornada con otros compañeros en tu misma situación. Porque la unión hace la fuerza o, en este caso, el trabajo.

¡Veamos los 5 motivos por los que deberías contratar un alquiler de espacio de trabajo!

Reduces la fatiga mental de estar todo el día en casa

¿Sientes que las cuatro paredes de tu salón convertido en despacho se van haciendo cada vez más pequeñas? ¿Que ir de la cama a la silla y de la silla a la cama es de todo menos motivador?

Bien, es el momento de salir a la calle y despejar las ideas.

Si encuentras un espacio de trabajo compartido, pronto verás que tienes dos ámbitos completamente diferentes: La oficina, para trabajar. La casa, para descansar.

Aumenta tu creatividad

Hay un factor asociado a la creatividad que merece la pena destacar: su capacidad de contagio.

Ver como otras personas están siempre imaginando nuevas ideas, dejando volar la imaginación para abrirse camino, nos anima a hacer lo mismo.

Por eso, si tienes un trabajo en el que se necesita creatividad, no dudes en alquilar un espacio de trabajo.

Además, disponer de un entorno agradable y lejos de tu zona de descanso, favorece la generación de nuevas ideas.

¡Levántate de la silla y recupera tu creatividad!

Trabajar en un coworking potencia tu creatividad
Trabajar en un coworking potencia tu creatividad

Mejora tu ánimo y motivación

Ya hemos visto que el descanso es esencial. Pero ¿y la motivación?

En casa tenemos todo tipo de distracciones. El sofá parece poner su mirada en nosotros. ¡Qué difícil es mantenerse animado para currar!

En una oficina esto no es así. Todos los elementos están orientados al trabajo. Y si te despistas, el compañero de al lado, seguro que te anima a seguir con tu tarea.

Conoces new people que te inspira y estimula

Conocer gente siempre es un motivo de celebración. Además, trabajar solo es un rollo.

En un espacio de trabajo compartido puedes encontrar nuevos amigos, clientes, compañeros de trabajo, proveedores…

Esas personas con las que compartes mesa pueden convertirse en grandes aliados de tu negocio y también en grandes amigos.

Y por qué no decirlo. También podéis iros de cañas los viernes al terminar la jornada. ¡No todo va a ser trabajar!

Potencias tu profesionalidad

Que mal quedan esas reuniones por zoom en las que se te ve la cama de fondo. O la cocina y tu compi de piso, pareja o hijos andando por detrás.

En la época de la pandemia, fuimos testigos de escenas absurdas.

Y como sabrás, esto resta profesionalidad. Si trabajas en un coworking no tendrás este tipo de problemas.

Además, existen salas para que tengas reuniones presenciales. Imagínate invitando a tus clientes a tu superoficina para tratar temas importantes. ¿Mola, no?

Un espacio de trabajo compartido suma profesionalidad
Un espacio de trabajo compartido suma profesionalidad

¿Qué debe tener tu espacio de trabajo compartido?

Ya hemos visto por qué tu productividad tocará el cielo al alquilar un espacio de trabajo. Ahora bien, ¿cómo debe ser este lugar?

El ámbito laboral debe animarnos a desempeñar allí nuestras tareas con diligencia. Por eso, la comodidad y la sensación de paz mental son fundamentales.

Así que, si ya estás buscando un coworking, vamos a aclarar cuáles son esos “must have” que nunca debes pasar por alto.

Buena distribución

La superficie es uno de los factores en los que más nos solemos fijar al buscar una oficina.

No obstante, a pesar de ser importante, no es determinante. La distribución puede cambiar por completo la sensación de agobio por amplitud.

Lo importante es que todo sea accesible. Que las sillas y las mesas no choquen entre sí. Que camines con naturalidad por el lugar. En definitiva, que trabajes sin preocupaciones.

Luz natural a tope

El ser humano necesita la luz del sol para vivir. ¡Sin excepciones!

Asegúrate que el espacio de trabajo tiene grandes ventanales. Huye de patios interiores, no harán más que generar estrés en tu jornada.

La luz natural despeja la mente y es un detonante clave de la satisfacción laboral.

Mobiliario impecable

Cada mueble cumple una función específica. Da igual las dimensiones de la oficina: hay ciertas piezas que nunca pueden faltar.

  • Sillas ergonómicas. Nadie se plantea alquilar un espacio de trabajo para trabajar de pie. Pero valorar que las sillas cuiden de nuestra espalda no es algo que todo el mundo tiene en cuenta.
  • Escritorios cómodos. ¿Imaginas no tener espacio ni para poner una taza de café? Asegúrate de que los escritorios de la oficina son cómodos y accesibles.
  • Almacenaje. La organización es un punto clave en cualquier espacio de trabajo. Las estanterías y muebles de almacenaje te ayudarán a ti y a tus compañeros a dejarlo todo perfectamente ordenado.

Eso sí, si tiene cocina y un espacio en el que comer, ya te coronas.

Accesorios ¡que no te falte de nada!

Hasta el más pequeño de los detalles puede cambiar por completo tu jornada. ¡Presta atención a los accesorios!

Algunos más evidentes, otros menos: pero todos igual de importantes. Aquí te dejamos unos cuantos.

  • Dispositivos de impresión. Escáneres, servicios de fax, impresoras a color, en blanco y negro… Todos estos dispositivos son clave en el día a día de una oficina.
  • Climatización. El frío del invierno y el calor del verano son claros enemigos de la concentración. Comprueba que el espacio de trabajo está bien climatizado.
  • Puntos de carga. ¡Cuánto dependemos de los equipos electrónicos! Mantenlos todos con batería y tu jornada no tendrá interrupciones. A veces, con una entrada USB es suficiente.
  • Soportes para presentaciones. Si tu trabajo te obliga a hacer presentaciones, nada como una sala de reuniones con todo tipo de soportes audiovisuales. Proyectores, televisiones o, más sencillo aún, pizarras: con eso será suficiente.

Ambiente de trabajo agradable

Si estás buscando oficinas para alquilar un espacio de trabajo, ten en cuenta a los trabajadores que allí se encuentran.

Estos serán tus futuros compañeros. ¡Solo con una mirada ya se sabe cuando el ambiente es bueno!

Confía siempre en tus instintos y no te quedes en un lugar que, más que ayudarte, echará tus ánimos por los suelos.

En CWO de Ontinyent cumplimos con todo esto. ¿Por qué no visitas nuestro coworking? Te adelanto que el ambiente de trabajo es inmejorable.

Deja de subirte por las paredes de tu casa y prueba a compartir espacio, inquietudes e ideas. ¡Tu mente lo agradecerá!

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
Posts relacionados

También puede interesarte

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola